2013: Confiando en mi intuición

Es un año nuevo, lo cual a menudo conocemos un tiempo de nuevos comienzos. Pero se puede sentir muy estresante tener que reconstruir tu vida entera, todo nuevo. Sé que yo estoy sintiendo la presión, de llegar a una nueva perspectiva sobre la vida, para crear nuevas rutinas de ejercicio, o incluso de comprar ropa nueva, mientras ingenio propósitos de año nuevo para guiarme en 2013 como un nuevo yo.

He aquí una idea diferente: en el espíritu de CUAV de tomar las cosas con calma, y la celebración de lo que ya se por experiencias de mi vida, voy a tratar de tomar en este año como el mismo yo. No hay obligación de reinventarse y sentirme decepcionado si vuelvo a mis viejas costumbres a mitad de febrero. No hay presión de tratar de borrar todas las huellas de los errores del pasado, para perseguir la perfección y olvidarme alguna ves tuve fallas. No, para mí, el nuevo año comienza con lo que ya sé.

La Intuición es una palabra buena para lo que yo sé. Es la base de mi conocimiento, que me habla desde el fondo de mi vientre, diciendome que puedo confiar en mis propios sentimientos y percepciones. Y la intuición, como la entendemos en CUAV, es también el primer paso a la autodeterminación, mi capacidad de formar mi propia vida.

Estamos tomando los primeros tres meses del año para estudiar la metáfora de la Mariposa de la Autodeterminación. Esto se siente bien para mí, más auténtico que buscar fuera de mí para tratar de alcanzar alguna otro idea de la perfección para mí. Yo sé lo que es mejor para mí. Y este año se trata de escuchar lo que sé.