CUAV declaración sobre los asesinatos LGBTQ recientes

Nos sentimos frustradxs y tristes que las mujeres transgénero afrodescendientes t personas jóvenes de color continúan viviendo altos niveles de violencia en manos de extraños, famililares, parejas, fuerzas policiales, proprietarios, empleadores, y otrxs personas en sus vidas. Estos recientes asesinatos de Ty Underwood, Lamia Beard, Goddess Edwards, y Jessie Hernandez en los primeros 30 dias del 2015 continúa demostrando que nuestra enorme dependecia en el sistema legal criminal como la única solución para prevenir e intervenir a la violencia no está funcionando. CUAV ha estado trabajando para abordar la violencia anti-LGBT por los últimos 35 años. Durante este tiempo, hemos notado que en la mayoría de las instancias, los medios de comunicación y la sociedad enmarcan el probelma como un asunto de legalidad criminal, donde la preocupación principal es si una persona es atrapada, detenida, y juzgada bajo leyes criminales de odio.  Aunque sí nos gustaría que la sociedad reconociera la prevalencia de violencia en contra de nuestras comunidades, ésta estrategia ha hecho poco para proveer sanación y no ha resultado en un descenso de casos de violencia, especialmente en contra de mujeres transgénero, personas de género no-conforme, y personas de color.

Si queremos ver que la violencia en contra de comunidades LGBT acabe, debemos alocar más recursos y atención hacia soluciones basadas en la comunidad que verdaderamente previenen la violencia y transforman las condiciones que las personas de ambiente y transgénero viven para que así sean menos vulnerables a la violencia. Les enviamos deseos de sanación a todas las víctimas que en los meses pasados han vivido este tipo de violencia.