Honrando mi Camino

¿Cómo llegué aquí? Podría responder a esa pregunta en muchas maneras. Podría hablar del transporte, de la transformación, o de confiar en mi propio camino. Podría hablar de los tiempos difíciles y de los tiempos de esperanza. Puedo decir que estoy orgulloso de cómo llegué aquí, pero también puedo admitir que no siempre fue así. Hubo un momento en que sentí vergüenza en algunas partes de mi camino, pero ahora estoy practicando el sacudirme esa vergüenza para honrar mi peregrinaje.

Este mes en CUAV, estamos honrando la manera como llegamos hasta el día de hoy. Esta es la primera parte de nuestra serie que estamos cubriendo en tres meses en los Miércoles de Bienestar con nuestros participantes acerca del amor propio. Y para ayudarnos a recordar y a honrar nuestro camino, estamos usando una nueva metáfora, la telaraña del amor propio. La forma en que la araña teje su red es similar a la forma en que he formado mi camino – poco a poco, un hilo a la vez, avanzando hacia lo que me produce bienestar. Se siente un poco repulsiva la idea de ser como una araña, pero supongo que es lógico, ya que hay partes de mi pasado que me molestan, y a veces quisiera espantarlas. En lugar de espantarme o avergonzarme de mi misma, el mes de abril es dedicado a honrar. Estamos utilizando teatro, elaborando joyeria, poesía y arte para elevar y celebrar nuestros caminos, y mostrarnos a nosotros mismos un poco de amor bien merecido.

¿Cómo has llegado aquí?